Torturas en “negros y chinos”…

images.jpg Tortura china 2007-05-23-l-demostracion_cage_berlin.jpg 2005-07-07-2005-6-22-wanjia-03.jpg                           

TORTURAS A LOS NEGROS  

El informe, titulado «Tortura en Suráfrica», incluye las siguientes acusaciones contra la policía: administración de electro-shock a un hombre colgado de una cuerda por el cuello; golpes en los codos y en los genitales con un látigo; colocación de una capucha de cañamazo en la cabeza de un hombre hasta casi ahogarlo; interrogatorios sin pausa durante tres días y tres noches; forzar a un prisionero a permanecer veintiocho horas en el mismo lugar, rociándole con agua fría; mantener al prisionero sentado en una silla imaginaria hasta que sus músculos no resistan más; amenazar al preso con tirarle por la ventana durante los interrogatorios.La totalidad de las informaciones proceden de 87 presos políticos, cuyas declaraciones fueron confirmadas por otros dieciocho presos comunes y diez detenidos en Africa del Suroeste (Namibia).El relato indica que 35 presos políticos murieron en la cárcel a consecuencia de las torturas.

1. “Cinco caballos separan el cuerpo muerto”

En esta tortura, las manos son separadas y atadas a la parte superior de una litera. Una vez que las manos están atadas, las camas son separadas. Es extremadamente doloroso y todos los órganos principales están sometidos a una enorme presión, causando un sufrimiento inimaginable. Las víctimas de tal tortura tienen la impresión de ser desgarradas (habitualmente, los practicantes que son torturados de esta manera tiemblan incontroladamente, de modo que dejan escapar gritos que parten el corazón). La piel y la carne alrededor de la espalda se hunden y estalla, y el sangriento espectáculo es espantoso de ver. El policía Yao Fuchang, junto con otros villanos, dijo a un practicante sometido a dicha tortura: “¿Veamos si todavía dirás que Falun Dafa es bueno?”, y propinándole simultáneamente golpes con una porra eléctrica de alto voltaje.

Suspensión

En esta tortura, la policía suspende al practicante, a menudo con una cuerda atada a un eslabón de cadena entre las esposas de metal. Mientras el practicante es suspendido, el oficial puede utilizar una porra eléctrica de alto voltaje y dar golpes repetidamente en la cabeza, labios, cuello, órganos genitales y otras zonas sensibles del cuerpo. Ambos brazos padecen dolores extremos durante la suspensión. Las zonas quemadas por la corriente eléctrica de las porras se vuelven insensibles o sumamente doloridas, dando una sensación similar a la de una quemadura de tercer grado. La electricidad de alto voltaje hace palpitar el corazón de la víctima. Si el practicante se niega a renunciar a la práctica de Falun Dafa, vierten agua sobre él para intensificar la corriente eléctrica y continúan la tortura. Tales tratamientos pueden durar de siete a ocho horas. Los brazos del practicante se vuelven negros y violáceos por estar constantemente atados y las esposas cortan la carne de las muñecas, lo cual es sumamente doloroso.

2. Suspensión con los brazos detrás de la espalda

Este método de tortura es tan doloroso que se siente como si ambos brazos y los hombros se rompiesen. No sólo el hombro y los brazos están sometidos a un intenso dolor, sino que las esposas cortan la carne alrededor de las muñecas y da la sensación de que estas también son lentamente seccionadas. Un dolor atroz recorre desde los dedos a los hombros y los brazos no tardan en tornarse negros y violáceos. El grado de dolor causado por esta tortura es inimaginable. Los brazos del practicante quedan insensibles de siete a ocho meses y los hombros no vuelven a funcionar normalmente antes de dos años. Haciéndole aguantar tal tortura, la policía insulta al practicante utilizando un lenguaje vulgar y riéndose groseramente viéndole sufrir una tortura tan cruel.

TORTURAS “CHINAS”

  1. Para esta tortura se usa la Cal Viva. Se sujeta fuertemente al prisionero y se le agarra el brazo izquierdo primeramente. Luego se le iba introduciendo poco a poco, primero por uno de sus dedos en la Cal y esta al reaccionar con el agua de nuestro cuerpo descomponía todos los tejidos de la piel hasta llegar al hueso y dejarlo sin carne. Este método era uno de los más eficaces ya que los prisioneros no podían resistir el dolor y tan solo con introducirle parte de un dedo se rendían.
  2. Se colocaba al preso una campana de grandes dimensiones en su cabeza y la empezaban a tocar para que sonara, el ruido que provocaba volvía loco al preso si no declaraba.
  3. Esta sin duda es una de las más desagradables… Se colocaba al torturado a cuatro patas, en un cubo se metía una rata y se empezaba a calentar a gran temperatura, la rata se ponía nerviosa e intentaba buscar una salida. Este cubo se le acercaba al ano de la víctima y la rata sin otra posibilidad se introducía por este para intentar escapar.
  4. Se introducían palillos de madera en las uñas de los presos y se prendían fuego. Lentamente se iba acercando hasta quemar la carne. Esto fue utilizado también en la dictadura de argentina.
  5. La persona era enterrada hasta el cuello en la tierra al lado de un hormiguero. Ya os podéis imaginar lo que harían estas hormigas…

GOTA CHINA

La llamada «gota china» es un método de tortura psicológica que consistía en inmovilizar a un reo de forma horizontal boca arriba, de modo que le cayera sobre la frente una gota de agua fría cada 5 segundos. Después de algunas horas, el goteo continuo provocaba daño físico en su piel (similar a las yemas de los dedos luego de un baño de inmersión).Pero la verdadera tortura para la víctima era la locura que le provocaría el no poder dormir, debido a la constante interrupción de las gotas, ni tampoco poder beber esa agua cuando la sed atacara, con lo cual a los pocos días sobrevenía la muerte por paro cardíaco. 

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: